Novedades

  Degeneración Macular relacionada con la edad | 31/05/2013

 

La macula es la porción central de la retina, encargada del enfoque central y de la visión de los colores, en otras palabras es el área de máxima sensibilidad de nuestra retina.

Cuando esta área se afecta, la enfermedad es comúnmente llamada “Maculopatías” y las causas pueden ser varias.

 

 


La macula es la porción central de la retina, encargada del enfoque central y de la visión de los colores, en otras palabras es el área de máxima sensibilidad de nuestra retina.

Cuando esta área se afecta, la enfermedad es comúnmente llamada “Maculopatías” y las causas pueden ser varias.

Este problema de salud causa el 46% de discapacidad visual en personas mayores de 40 años. En el Estudio científico realizado en los Estados Unidos (Beaver Dam Eye Study), en el que la población de estudio está compuesta principalmente por hombres y mujeres de raza blanca, la prevalencia de cualquier AMD (conocida como maculopatía relacionada con la edad) fue inferior al 10% en personas de 43 años a 54 años pero más de tres veces por personas entre 75 y 85 años; demostró que la progresión a cualquier AMD en un período de 10 años fue del 4,2% para las personas de 43 años a 54 años y el 46,2% para los mayores de 75 años o mayores.

  La maculopatía relacionada con la edad es una enfermedad retinal degenerativa e inflamatoria, que afecta a personas mayores de 50 años de edad.  Es la principal causa de disminución de visión afectando principalmente la capacidad de leer y enfocar elementos pequeños.

Es decir, si bien no llega a la ceguera total, dificulta severamente la calidad visual y de vida al paciente.

En la etapa avanzada la maculopatía puede presentar 2 formas típicas:

Forma atrófica o SECA: se caracteriza por áreas de atrofia de las capas debajo de la retina (epitelio pigmentado y coriocapilaris). En casos iniciales hay pocos síntomas, pero en formas tardías se produce una pérdida del campo visual central (escotoma) o se pueden observar los objetos deformados lo que se llama metamorfopsias.

Forma exudativa o HUMEDA: se caracteriza por el crecimiento de una “membrana neovascular” por debajo de la retina. Esta membrana está formada por pequeños vasos (capilares fetales) sostenidos en una matriz fibrosa, que liberan o “gotean” líquido y sangre humedeciendo la retina y ocasionando una pérdida visual severa.

 

 

¿Cuales son sus Factores de Riesgo?

Los Factores de riesgo que están científicamente comprobados son la  edad, tabaquistas (fumar cigarrillos duplica el riesgo de daño severo) y la etnia, siendo esta mas frecuente en blancos que la raza negra, esto lo confirmas tres grandes estudios cientificos (Barbados Eye Study, the Baltimore Eye Study y  Macular Photocoagulation Study)

Hay otros factores de riesgo de importancia como  la exposición al la radiación ultravioleta, la hipertensión arterial, obesidad, bajos niveles de antioxidantes.

 

¿Cuáles son sus síntomas?

  En la etapa inicial son pocas las molestias visuales que presentan los pacientes, especialmente cuando ésta afectando a un solo ojo.

En las etapas avanzadas, aparece disminución de visión, visión distorsionada, alteración de visión de los colores o refieren ver una “mancha negra” en el centro del campo visual, llamado escotoma central positivo.

Debido a que afectan solo el centro de la retina, la maculopatía por sí sola, NO puede causar la ceguera.

¿Cómo se diagnóstica?

  El médico oftalmólogo es el profesional indicado para hacer el diagnóstico de maculopatía.

Se debe realizar un examen oftalmológico completo con fondo de ojos y test de Amsler.

Además se realizan estudios complementarios para confirmar el diagnóstico, estos son la retinofluoresceinografía (RFG) y la tomografía de coherencia óptica (OCT).

  Es muy importante el “diagnóstico precoz”, ya que cuanto antes se descubra la enfermedad mayores posibilidades de éxito terapéutico tendrá. En algunos pacientes se recomienda el autocontrol con “grilla cuadriculada” llamada test de Amsler.

¿Cómo se trata la maculopatía?

  En los estadios iniciales y en la forma atrófica o “seca”, se recomiendan vitaminas antioxidantes (Vitaminas C, E, betacaroteno, etc.) para fortalecer la macula, algunas vitaminas esta contraindicada en tabaquistas por lo que es muy importante que el profesional sepa de uso de tabaco.

El paciente debe realizar controles periódicos con el especialista para controlar la evolución de la enfermedad.

En las formas exudativas o “húmedas”, actualmente se recomiendan  AVASTIN® y  LUCENTIS® entre otras, estas son drogas antiangiogénicas.

Estas novedosas medicaciones se inyectan dentro del ojo afectado focalizando su acción en la macula donde destruyen la membrana neovascular causal de la enfermedad.

Generalmente se necesitan varias inyecciones para estabilizar la enfermedad y la visión del paciente, separadas de un mes cada una. Luego del tratamiento, el paciente debe hacer controles oftalmológicos periódicos para corroborar la inactividad de la enfermedad.

En conclusión, la maculopatía es una enfermedad que evoluciona en corto plazo y de no ser tratada a tiempo transforma al paciente en discapacitado visual severo con el consiguiente impacto en su calidad de vida.

 

 

 

 

Autor:Departamento de Retina - Instituto Santa Lucia Paraná
QR
Seguinos en
  • Youtube
  • Twitter
  • Facebook

Alameda de la Federación 493, Paraná, Entre Ríos. | (0343) 423 3496 (rotativas) | isantaluciaparana.com.ar